Dermatitis atópica: los retos de la guarderia y la escuela, cosas que deberías saber

En la escuela

Gran parte el día el niño lo pasa en la guardería y en la escuela expuesto aun sin número de agentes y situaciones que le agravaran el eccema. Platique con su maestro y expóngale las necesidades del niño. dermatitis

Preferentemente que el niño no se siente cerca de corrientes de aire de las ventanas ni le dé el sol al estar en su pupitre. Actividades en la escuela relacionadas con el empleo de pastas, pinturas, pegamentos y cualquier alimento que pudiera ser desencadenante, así como madera y metales, pueden desencadenar un brote. Es mejor hablar con el niño sobre las cosas que puede hacer y cuáles no, ofreciendo otras alternativas que no le hagan sentirse mal.

Algunas escuelas son muy estrictas con el uniforme, busque la opción de usar uno 100 de algodón, de no ser posible pida un justificante a su médico. Lo mismo para las actividades deportivas escolares, vea si estas se relacionan con agravamiento de las lesiones y hable con el entrenador para evitar las prácticas que conlleven sudoración excesiva

Los niños pueden sentirse avergonzados a la exposición de su piel. Ayudar al niño a aceptar comentarios de sus compañeros que pueden ser dolorosos y si es posible educar a otros compañeros en la comprensión de lo que es el eccema. Asegurarles que lo que ellos tienen no es contagioso, ya que ésta es una idea mágica común para muchos niños.

Como padres, han de enfrentarse al stress social y emocional de que sus hijos muestren un aspecto de su piel “desagradable”. No le extrañe que lo regresen de la escuela porque le dirán que tiene “sarna”.  Puede usted cansarse por que el niño lo bombardea de preguntas y ocasionalmente le puede sorprender con razonamientos que no corresponderán a la edad el niño. Puede recibir quejas de los maestros que distrae a los demás niños y que “es muy distraído”.

Hable con los maestros a fin de que sepan que su niño tiene necesidades de atención diferentes y que le debe de poner mayor carga de trabajo que siempre sea un reto para el niño. No lo deje que se lo clasifiquen como “el inquieto del grupo” sin darle el beneficio de apoyarlo sabiendo lo que ahora sabe. Recuerde que son sensibles al rechazo y muchas veces serán victimas de bulling por las lesiones y marcas de la piel y  experimentara una pérdida de confianza en sí mismo cuando los síntomas eran muy evidentes. Remárquelo con el maestro  a fin de que no sea un carga.

Alimentos: puede que algunos alimentos empeoren su dermatitis, se debe informar a la escuela y estar seguros de que el niño comprende que no debe tomarlos