Guía para Pacientes con Eccema de Manos

¿Que hacer cuando las manos se maltratan?

Es frecuente que por el uso de químicos, los cambios de clima, materiales con los que trabajas y hasta el uso  de jabón cause que las manos se agrieten y duelan. los cabos

Para facilitar la curación e impedir el empeoramiento de su eccema, le recomendamos adoptar las siguientes pautas:

  1. Solicitar ayuda para llevar a cabo todos esos trabajos que le supondrían entrar en contacto con aquellas sustancias que agravaran su condición.
  2. En la mayoría de los casos, es suficiente lavarse las manos con agua templada. No hace falta utilizar jabón. Si necesariamente ha de utilizar jabón, utilice jabón que no contenga fragancias. No lavarse nunca las manos con jabón cuando lleva anillos puestos. Aclarar las manos muy bien y secar con una toalla suave, sin olvidar los pliegues interdigitales.
  3. Mantener las uñas cortas y arregladas.
  4. Evitar contacto con detergentes para la lavadora, lavavajillas y cualquier otro tipo de detergente. No tocar champú. Dejar que otra persona le lave el pelo.
  5. Evitar el contacto con disolventes y otros tipos de pintura, por ej.: aceite mineral, gasolina, tricloroetileno, aguarrás, disolventes.
  6. A menudo los alimentos frescos irritan la piel. Evitar contacto directo con papas y tomates frescos, carne cruda, la masa del pan y también la cascara de mango, limón, naranjas, mandarina, plátano, etc.
  7. Siempre hay que llevar guantes cuando hace frío. Utilizar cremas de mano que no contengan fragancias. No llevar anillos cuando se hace limpieza o tareas similares, ni siquiera cuando se haya curado el eccema. Se deben utilizar guantes de plástico (de venta en farmacias), no de goma, cuando se lavan los platos ya que la goma puede producir eccema. Es preferible utilizar guantes de algodón dentro de los guantes de plástico. En caso de entrar agua en el guante debe quitárselo de inmediato y ponerse unos nuevos (compre varios guantes de plástico a la vez). Si necesita unos guantes más resistentes, puede usar «guantes dermoprotectores” (de venta en farmacias). No utilizar nunca guantes demasiado pequeños. Evitar el uso de agua muy caliente al lavar los platos ya que los guantes no transpiran y esto irrita la piel.
  8. Tener cuidado al limpiar. No utilizar nunca un trapo sino una escobilla o algo similar como por ejemplo una esponja en un palo.
  9. Esperar un aumento en la sensibilidad de la piel a lo largo de 6 a 12 meses como mínimo aunque parezca que haya desaparecido el eccema. Seguir nuestros consejos a lo largo de todo este período.