Dermatitis atópica: como llega el doctor al diagnostico

Diagnostico

Cuando acudas con tu medico,  ¿Qué es lo que debes de esperar que pase durante la consulta?

¿Qué es lo que interrogará y buscara?

Primero que nada, tu medico debe de ser empático contigo y sobre todo no minimizar tus preocupaciones, además deberá de ser un médico certificado y tener sus títulos a la vista.

Habrá de realizar un interrogatorio del que, cuando y como,  además del porqué  acudes con el…se lo mas explicito y completo en tus respuestas sin redundar ni dar datos información superflua que distraiga del diagnostico. Además de la información del “problema que te lleva a consultar”; te preguntara por los antecedentes  del niño (de que se ha enfermado, cuando fue la última vez que se enfermo, que medicamentos ha tomado,  alergias, problemas al nacer, que enfermedades hay en la familia, etc.…) para conocer y crearse un panorama del estado de salud previo al cuadro y durante toda la vida; de nuevo es importante que des la información más completa y especifica.

Habrá de revisar completo al niño de pies a cabeza; revisara piel cabelluda, oídos, detrás de los oídos,  parpados, cabello, cuello pliegues de brazos, rodillas y detrás del ellas, de ser pertinente habrá de checar área genital y área glútea,  además de realizar otras exploraciones que considere necesarias. En este momento coméntale lo que hayas observado en el niño y que pueda revisarse, y no después, cuando tenga que volver a descubrir al niño. Recuerda que siempre es incomodo y difícil checar al niño así que llévalo con ropa que sea fácil de quitar (va al médico, no a una fiesta, ¿ok?) y no lo asustes en el camino con que le va a poner un “piquete”.

Se consignaran todos los detalles y te emitirán un diagnóstico que en este caso será dermatitis atópica.

Dermatitis atópica: Fase del adolescente y del adulto

Se extiende desde los 12 años en adelante, aunque su persistencia por encima de los 30 es excepcional.eccema

La lesión predominante de esta etapa es la liquenificación (piel gruesa con las líneas de la piel muy marcados) en forma de placas que se sitúan preferentemente en nuca, caras laterales de cuello, flexuras de miembros y dorso de muñecas. No es infrecuente la aparición de eccema en manos, alcanzando el dorso, los dedos, incluyendo los pulpejos, y de modo secundario, las uñas, que presentan diferentes alteraciones por el rascado.

También durante este período, pueden aparecer otras manifestaciones cutáneas como pequeñas ampollas en manos y pies (deshidrosis), placas rojizas descamativas (eccema numular) de forma diseminada, en pequeño o gran número, placas resecas con mucha comezón en nuca, cuello, ingles, cara externa de piernas y área genital (lique simple crónico), y prurito nodular en brazos y piernas. Las áreas rascadas pueden tomar un color obscuro.

Dermatitis atópica: generalidades

Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel, con tendencia a la cronicidad, que se caracteriza por picor intenso, enrojecimiento, y pequeñas ronchas sobre una piel muy seca. Afecta principalmente a la cara, el tronco, los pliegues de brazos y  piernas. La enfermedad cursa con episodios de empeoramiento («exacerbación» o brote agudo) que se alternan con etapas de mejoría a lo largo del tiempo. El picor es el síntoma principal, sin embargo puede acompañarse de un sinnúmero de molestias como sudoración, enrojecimiento, ampollas… etc. que iremos viendo poco a poco…eccema

Este problema de la piel recibe muchos nombres: dermatitis atópica, eccema flexural, neurodermatitis generalizada… (Usaremos indistintamente  estos nombres).

Es una Enfermedad muy común (hasta el 10 % de la población) y que sin ser una enfermedad grave, sí implica una serie de consecuencias muy molestas para el paciente que las sufre: comezón, alteraciones del sueño, alteraciones psicológicas e incluso en los casos severos se puede llegar a producir incapacidad laboral.

La dermatitis atópica cursa de forma diferente en cada individuo; cada niño y cada familia lo vive de distinta forma. Algunos padres manejan el eccema de sus hijos de forma muy natural, sin interferir en su vida normal, generalmente cuando afortunadamente los síntomas no son muy severos; Pero algunos niños requieren una atención constante que puede agotar a los padres y familiares que les cuidan.

¿Qué es la DERMATITIS ATÓPICA?

Es una enfermedad de la piel que cursa con picor y eccema, que suele iniciarse tempranamente en la infancia, evolucionando por brotes y que habitualmente mejora con la edad. Llega a afectar, aunque en distintos grados de intensidad, al 15-20% de la población infantil.

¿Cómo se manifiesta la DERMATITIS ATÓPICA? atopia
El picor es el síntoma más importante, asociado a placas simétricas de eccema que se pueden acompañar de exudación e infección de las lesiones por el rascado.

En función de la edad de comienzo de la enfermedad, los síntomas varían, aunque generalmente puede afectar a la cara (frente, párpados y mejillas), caras laterales del cuello, los pliegues de brazos y piernas, muñecas y dorso de pies y manos.

Es característico que curse por brotes de reactivación, alternados con periodos de remisión o ausencia de enfermedad, siendo su carácter caprichosamente recurrente, uno de los factores que más inseguridad y agobio provocan en el entorno familiar.

Se produce un círculo vicioso de picor-rascado-empeoramiento del eccema-más picor, etc. que provoca sobreinfección de las lesiones. Con cierta frecuencia, cuando las lesiones se localizan en la cara, aparece el llamado “doble pliegue palpebral”, que es otro signo característico de la dermatitis atópica.

El 60% de los pacientes desarrollan la enfermedad antes del primer año de vida, un 30% entre uno y cinco años, apareciendo el resto a partir de los 6 años o en la edad adulta.

Aunque la dermatitis atópica se asocia en ocasiones a antecedentes familiares de rinoconjuntivitis, asma, alergia o migraña, solo un 30% de pacientes desarrollará alguna de estas enfermedades más adelante.