¿Porque no mejora mi piel?

La causa está en tus hábitos

A diario tengo en la consulta pacientes que me preguntan que porqué a ellos no les mejora la piel, a pesar de gastar en tratamientos y medicamentos fortunas.
Dejando de lado el pensamiento “no me recetan lo que necesito” veremos que la causa en la mayor parte de las veces es que tienes hábitos que impiden la reparación renovación de tu piel.
Tus malos hábitos que acarreas probablemente por moda o por imitación de conductas de tu familia y/o amigos hacen que la piel no reciba suficientes nutrientes, que no se liberen hormonas en suficiente cantidad y frecuencia, que el estrés de los tóxicos altere la función celular, etc… piel-maltratada

¿Cuáles son los hábitos más nocivos?

Fumar
La comida chatarra
Ejercitarse en exceso
Desvelos frecuentes
Consumo de bebidas energizantes
Consumo de alcohol
Tocarse frecuentemente la piel
Usar cosméticos de mala calidad
Exponerte al sol por diversión o en forma inmoderada

¿Identificas algún factor que puedas modificar en tu estilo de vida?
¿Sabe de algún otro factor que impida la respuesta a los tratamientos?

¿Manchas blancas y resecas? puede ser Pitiriasis alba

¿Qué es la pitiriasis alba?

La pitiriasis alba es conocida también como pitiriasis simple, dartros volante, impétigo dartos volanteseco o furfuráceo. Se trata de una enfermedad crónica, benigna y de origen desconocido, que afecta casi exclusivamente a niños y personas jóvenes.

¿Es frecuente la pitiriasis alba?

La importancia de la pitiriasis alba se debe a su elevada frecuencia y a su aspecto inestético. Se acepta que más de 30% de los niños presentan pitiriasis alba como hallazgo asintomático.

¿Es importante la pitiriasis alba?

Los padres le dan mucha importancia asociándola erróneamente a falta de vitaminas, anemia o infecciones por hongos. Suele afectar a niños de ambos sexos, predominantemente en edad escolar y es una de las alteraciones de la piel más frecuentes en países subdesarrollados, considerándose incluso como “normal”.

¿Por qué se produce la pitiriasis alba?pitiriasis alba

La pitiriasis alba probablemente represente un síndrome con varias causas. Las teorías al respecto son múltiples, aunque no existen estudios sistemáticos que las sustenten. En el lenguaje popular se conoce como “empeines”.

En los países desarrollados se considera que la pitiriasis alba es una atopiamanifestación de la dermatitis atópica. La exposición al sol, los baños en piscinas o el contacto con jabones es un factor precipitante bien conocido pues al broncearse la piel sana aumenta el contraste con las placas de pitiriasis alba, que no se broncean.

Se supone que en estas lesiones existe un exceso de flora microbiana normal sin evidencia clínica de infección (impétigo seco), que podría actuar induciendo descamación fina que impediría la pigmentación causada por exposición solar.

¿Cómo se manifiesta la pitiriasis alba?

Las lesiones se localizan en áreas expuestas al sol, predominantemente en cara y en regiones externas de extremidades superiores. Se caracterizan por manchas con falta de pigmentación. Habitualmente son múltiples y miden de 0.5 a 2 cms. siendo irregulares o redondeadas, de bordes difusos, con descamación fina superficial. Las lesiones son asintomáticas y persisten meses o años.

¿Cómo se diagnostica la pitiriasis alba?

El diagnóstico de pitiriasis alba es fundamentalmente clínico siendo suficiente la simple observación de las lesiones ya que es muy fácil de reconocer para el dermatólogo.

¿Cómo se trata la pitiriasis alba?

Los resultados del tratamiento son a menudo decepcionantes requiriendo ser muy persistente. La descamación puede controlarse con cualquier crema hidratante y el empleo de una crema de protección solar por las mañanas. En ocasiones se requiere una crema de corticoides suave para aliviar los síntomas.

¿Llega a desaparecer la pitiriasis alba?

Las lesiones pueden persistir por meses o años o bien ser recurrentes hasta la pubertad, edad en la cual se incrementa la secreción sebácea solucionándose el problema. El aseo diario con agua y jabones suaves, la lubricación y el uso de filtros solares son importantes en su prevención.