Hábitos de vida aconsejables en los pacientes atópicos:

Cuando la piel de el niño no deja de picar

Llegaste a esta pagina seguro porque tienes el problema que a tu niño no le deja de picar la piel a pesar de lo que le pongas o que fácilmente recae en problemas de la piel. Seguramente ya estas cansado.

Vamos a exponer una serie de recomendaciones básicas que conviene tener presentes en el manejo y cuidado diario de las pieles que dan comezón:

  • Baño rápido, no mas de 10 minutos y enjuagar la piel perfectamente.
  • Usar jabón neutro, sin olor ni colorantes, y no usar estropajo para tallar la piel
  • Aplicar crema humectante cada 8 a 12 horas, no es necesario lavar la piel para aplicar humectación. este es el mas importante de los cuidados.
  • Ropa cómoda de algodón, sin aplicaciones, metales ni material que raspe.
  • Dieta lo mas ligera posible, sin enlatados, embotellados, embolsados… entre mas natural mucho mejor. Evitar azúcar y harinas.
  • Evitar áreas polvosas o calientes. Los humificadores  van bien si vives en climas muy seco.
  • No apliques cosméticos, perfumes u otros químicos en su piel
  • siga su sentido común elimine todo lo que usted crea se causa de la comezon.

Si su hijo a pesar de esto continua con la comezón consulte con su dermatologo. En Los Cabos:

Mi Dermatologo

Dr Humberto Cantu

Tel 624 2473988

Fase infantil de la dermatitis atopica

.La localización electiva de las placas eccematosas y liquenificadas es en las flexuras del codo y de el hueco de la rodilla, y otras zonas como la nuca, manos o tronco. No es infrecuente la afectación de los párpados (blefaritis atópica, a menudo con sobreinfección por S. aureus). Especialmente los adolescentes pueden presentar placas localizadas de eccema seco en los pezones y areolas. El prurito sigue siendo el síntoma más frecuente, sobre todo se despertara bajo estrés

En esta etapa, pueden aparecer otras manifestaciones cutáneas de la dermatitis atopica, tales como la queilitis descamativa, la pitiriasis alba, la dermatitis plantar juvenil, etc.

Hacia los 12 años el proceso remite, quedando un número de casos que prolongan su enfermedad hacia la siguiente fase.