Mal Olor de Pies

Probablemente te resulta familiar el buscar excusas para no quitar los zapatos en reuniones, en la intimidad con tu pareja o en casos extremos presentar comezón y descamación en los pies. El mal olor en los pies es un problema bastante común. Las personas que sufren de olor en los pies tienden a ver afectada su calidad de vida y autoestima.

dr cantuEl sudor por sí mismo no genera mal olor. Es por eso que cuando recién comenzamos a sudar, no percibimos ningún olor desagradable. El mal olor es generado cuando las bacterias de la piel descomponen el sudor en su proceso de alimentación. Por tal motivo, es únicamente después de usar por periodos prologados el calzado cuando el característico olor a pies se hace presente.

El mal olor en los pies puede ser atacado de dos maneras : En primer lugar, tratar de eliminar la presencia de bacterias mediante estrictos hábitos de higiene. En segundo, reducir, y en la medida de lo posible eliminar, el sudor generado en los pies.

Algunas estrategias a seguir

  • Lava los pies a diario y sécalos perfectamente, en especial entre los dedos
  • Aplica talco o loción de pies
  • Usa jabón antibacterial
  • Rota tus zapatos, a fin de que no uses muchos días seguidos el mismo par
  • Coloca bicarbonato o talco en los zapatos
  • En la medida que puedas usa zapato abierto o huarache o sandalia
  • No uses productos oleosos o que se puedan volver rancios
  • Evita remedios caseros

En algunos casos es necesario usar tratamientos de prescripción por que el olor de pies no se retire,  por lo que la opción es que acudas con el dermatólogo ya que hay algunas bacterias y hongos  que a pesar de tu estricta higiene persistan y causen mal olor.

Mal olor de pies

Pudiera ser Queratolisis Punctata

La queratólisis punctata (QP) es una infección bacteriana que afecta a la planta los pies, con lesiones crateriformes y mal olor. Consiste en una infección muy superficial de la epidermis.Es común en zonas cálidas, aunque puede en cualquier parte del mundo.dr cantu

La queratolisis punctata presenta depresiones superficiales a forma de hoyuelos, en las plantas de los pies, las cuales suelen estar húmedas y malolientes. A menudo se le confunde con tiña pedis.

Se encuentra con frecuencia en personas activas, personal militar, deportistas o gente que usa a menudo zapatillas o botas.  Los casos aumentan en la época de verano. Los hombres suelen ser más afectados que las mujeres, especialmente los adolescentes y adultos jóvenes. Los ancianos son menos afectados

Las lesiones se presentan mayoritariamente en las porciones de apoyo de las plantas, tales como los arcos plantares. Las lesiones también pueden encontrarse en los dedos, sea en sus caras plantares o interdigitales, siendo raras en el dorso de los pies. Habitualmente, son bilaterales. Casi nunca existen en las palmas

Generalmente, es asintomática. Cuando hay molestias, estas son prurito, ardor y raramente dolor. Es común la inquietud y vergüenza por el olor desagradable en los pies, acompañado de sentimiento de rechazo, que hace que el paciente suela postergar la consulta. La infección puede ser recidivante, a pesar de un tratamiento exitoso. Se da en la medida que persistan problemas de humedad en los pies, uso prolongado de calzados ajustados o enfermedades predisponentes.